¿Cuál es el maridaje perfecto?

Por tradición siempre se ha dicho que la pareja jamón-vino tinto es el maridaje perfecto pero el mejor indicador para determinarlo es nuestro propio paladar, la respuesta gustativa que nos ofrece nunca nos fallará. Aún así, tenemos que recordar que hay combinaciones que funcionan mejor que otras.

Maridaje de jamón y vino.

Las costumbres y la tradición manda. Es difícil entender otros maridajes que no sea el de vino tinto y un buen ibérico.

La fusión vino tinto y jamón ibérico es mundialmente conocida, deseada y a veces envidiada, pero sabiendo que hay más tipos de vinos y varios tipos de ibéricos ¿cuál es la combinación perfecta?

Tenemos que comenzar en un punto de partida clave: ambos elementos tienen que ser de buena calidad.

Según tendencias ahora mismo se apunta más a un vino blanco seco, espumoso y jereces pero siempre habrá ocasión de un buen tinto y este debe de ser joven para que no elimine el sabor del jamón.

¿Qué vino marinar con el jamón de bellota?
La verdad es que no es tarea fácil elegir un buen vino que acompañe a el ibérico resaltando su gusto y abra las papilas gustativas.

Recomendamos vino blanco por ser más delicado. El ibérico de bellota es un producto muy selecto por lo que un vino blanco con un pequeño toque de madera es perfecto.

¿Qué vino marinar con el jamón de cebo?
Al igual que como ocurre con el jamón de bellota, recomendamos un buen vino blanco, menos invasivo que el tinto y nos permite disfrutar de los sabores.
Siempre habrá gente que quiera marinar con un vino tinto, por favor, recuerda, hazlo consumiendo vino y jamón por separado y entre uno y otro toma un pico o pan de picoteo que te permita disfrutar de una frescura y un sabor perfecto.

Maridaje de jamón y cava.

Los derivados de la uva y del cerdo siempre han combinado muy bien. En una gran celebración nunca puede faltar un buen ibérico marinado con un buen vino… o cava.

El cava puede convertirse en el perfecto sustituto del vino tinto, ayudando en el descubrimiento de los matices del ibérico.
Los expertos recomiendan, dependiendo de la denominación de origen del jamón, que se elija un tipo de cava u otro.

Es importante que el cava sea lo menos azucarado posible evitando el no poder disfrutar los contrastes que encontramos en cada loncha. En este caso se recomendaría el Extra Brut y el Brut Nature y si pueden ser de alta maduración, mejor que mejor (Reserva o Gran Reserva).

Recuerda siempre que el cava se sirve bien frío. El punto burbujeante sumado a la acidez del cava preparan al paladar para disfrutar de una loncha tras otra.

Maridaje de jamón y cerveza.

Es nuestra cultura mediterránea acompañada del disfrute máximo del verano y del calor lo que ha provocado la, también, perfecta sinergia ibérico-cerveza.

Su maridaje basa el éxito en la combinación de los ácidos de la cerveza y el jamón en nuestro paladar consiguiendo sorprendentemente que podamos disfrutar de sus sabores de forma independiente. Y es que la frescura de la cerveza y la dulzura del ibérico combinan de una manera perfecta en esa “pelea” que disfrutamos en nuestro paladar.

La mejor cerveza para marinar es la más común de todas, la lager, debido a que son más claras y su fermentación baja en frío.

Hay otras opciones cuando se busca experimentar con sabores como es el caso de la cerveza tostada, si hablamos de color y sabor. Son cervezas mas fuertes que no esconderán el sabor del jamón, al revés, los matices de ambos sabores van de la mano.

Con las cervezas oscuras o negras, aunque son de diferentes fermentaciones, siempre la combinación de sabores está a la altura. Recomendamos la cerveza negra española Bock Damm, por su baja fermentación.

Por último, tenemos las cervezas artesanales, donde se buscan unos sabores y unos matices originales y muy específicos…negra picante, con whisky de malta, amargas, con notas de flores o frutales…

Y ahora ¿cuál es tu maridaje perfecto?

 

Call Now Buttonhablamos